Las familias

“Hace ya unos años -eran los primeros tiempos de Montauca- mi padre me trajo por el Club y ahora he traído a mi hijo. No sé si él me lo agradecerá algún día… pero yo se lo agradezco enormemente a mi padre”.

No podía ser de otra manera: así nació Montauca y año tras año se confirma que la historia del Club la escriben los padres de los socios. Son innumerables las continuas muestras de agradecimiento, las sugerencias y la disponibilidad en las distintas actividades, las nuevas familias que se acercan, etc. Es imposible olvidar a los antiguos socios y sus familias, amigos, conocidos y colaboradores; sencillamente, porque siguen ayudando de muchas maneras a construir este proyecto educativo.

Por eso, desde el Club nos esforzamos por responder cada vez mejor a las necesidades de los padres ofreciendo actividades familiares que facilitan respuestas prácticas en la acción educativa de los chicos. Entre ellas se organizan los Cursos de Orientación Familiar, excursiones familiares, conferencias… También se facilita la asistencia a retiros espirituales y otras actividades de formación cristiana a quienes lo desean.

A lo largo del curso se pretende una continua participación de los padres a través de conversaciones periódicas con los preceptores del Club.

Twitter